noviembre 03, 2012

¡Hay que tener narices para aceptar este trabajo!

Tal como está el patio, con una crisis que no hay manera que de quitarse de encima y con unas tasas de paro por las nubes, hay que aprovechar cualquier oferta de empleo. Pero para aceptar según que trabajo... ¡hay que tener narices!


Una duda: ¿se trata sólo de oler el efecto del desodorante o también hay que comprobar el olor antes de aplicarlo?


Tricks and Tips